Actriz porno no se puso el cinturón por sus enormes siliconas y murió en un accidente

El pecho de silicona resultó la causa de la muerte en un accidente de tránsito de la actriz porno americana Cynthia Gillig, conocida en el mundo como “Echo Valley”.

Gillig, de 56 años, falleció después que su auto chocara contra otro en una ruta de Texas, Estados Unidos. Por el gran tamaño de su pecho y el temor a que en caso de frenado brusco el cinturón pudiera romper los implantes de silicona, la mujer solía abrocharse el cinturón de seguridad por debajo de la zona del vientre.

Tras el choque la mujer salió disparada del vehículo y murió instantáneamente en el lugar del accidente. Mientras tanto, el copiloto que llevaba el cinturón correctamente, fue hospitalizado y actualmente se encuentra estable.

This entry was posted in Cadáveres, Policiales, Sexo. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s