Un robot dirigió a la Sinfónica de Detroit

Asimo, un robot humanoide creado por Honda, estuvo al frente de la Orquesta Sinfónica de Detroit en una función a beneficio, y se metió al público en el bolsillo.

Los avances tecnológicos han permitido a un robot desarrollado por Honda ponerse al frente de la Orquesta Sinfónica de Detroit para dirigir una pieza de El Hombre de la Mancha, que hizo las delicias del público reunido en una función a beneficio que se llevó a cabo el martes 13 de mayo en el Orchestra Hall de esa ciudad.

El androide llevó la batuta de una breve partitura titulada El sueño imposible de Mitch Leigh. Asimo, como fue bautizado por la empresa Honda, es un robot de metro y medio que en el pasado ha sido capaz de emular al ser humano en otras tareas, pero nunca al frente de una orquesta.”Hola a todo el mundo”, dijo Asimo a la audiencia con una voz aniñada, antes de saludar a los músicos. “Es emocionante trabajar con la Orquesta Sinfónica de Detroit ante este magnífico auditorio”, añadió Asimo, que consiguió meterse al público en el bolsillo. Tal y como aseguró la portavoz de Honda, Alicia Jones, el reto no era sólo dirigir una orquesta, sino una obra en directo, algo que nunca antes había hecho un robot. Asimo, perteneciente a la generación más avanzada de androides, tiene mayor capacidad de movimiento que otros robots de su generación: puede andar, subir escaleras y mover sus articulaciones como si fuera una persona. No obstante, tiene algunas limitaciones.

El director musical de la Sinfónica de Detroit, Charles Burke, explicó, por ejemplo, que los ingenieros han programado al robot para que siga los mismos gestos que el director, pero no es capaz de responder a los músicos. Por ejemplo durante los ensayos, la orquesta se perdió cuando Asimo empezó a marcar el tiempo más lento, algo que un director humano hubiera podido sentir y solucionar, comentó el bajista Larry Hutchinson. “No es un mecanismo comunicativo. Está simplemente programado para hacer los gestos”, señaló el director de la orquesta Leornard Slatkin, quien, de momento, tiene su puesto asegurado. “Si la orquesta decide ir más rápido, no hay nada que el robot pueda hacer. Con suerte, podré seguir dirigiendo”, bromeó.

Fuente: EFE
This entry was posted in Música, Tecnología. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s