TRES COCINEROS CONTAGIARON A 400 CLIENTES CON SUS VOMITOS

Ocurrió en Michigan, Estados Unidos. Uno de los trabajadores de un restaurante vomitó cerca de donde se preparaba la comida, e infectó a cientos de clientes. Las autoridades sanitarias alertan sobre la propagación de este tipo de enfermedades


Tres trabajadores de un restaurante de Michigan que llegaron enfermos a su trabajo con un virus estomacal infectaron a más de 360 personas en pocos días, informaron el miércoles funcionarios de salud.

El caso demuestra lo fácil y rápido que los virus, en este caso un norovirus, pueden propagarse, e indica cómo una limpieza sencilla hace poco por eliminarlos.

El caso
Uno de los trabajadores vomitó en un basurero y luego siguió preparando comida, incluida una bandeja de aperitivos.


Un tercio de las personas que comieron en el lugar se enfermaron ese día, informaron Brenda Brennan y Susan Bohm del Departamento de Salud de Michigan. Ellas no identificaron al restaurante, aunque según dijeron se ubica en el Condado Eaton en el centro sur de Michigan.

“Este reporte resume los hallazgos de la investigación del brote, que determinó que se habían enfermado al menos 364 clientes del restaurante”, dijeron en el informe semanal del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) de Estados Unidos.

El hecho ocurrió en enero de 2006. Semejantes investigaciones suelen tomar meses para seguir el rastro y documentar completamente la enfermedad.

Los norovirus son un grupo de virus que provocan gastroenteritis. El CDC estima que hay unos 23 millones de casos agudos de infección por norovirus cada año sólo en Estados Unidos, caracterizados por náuseas, diarrea y retortijones de estómago.

“Aproximadamente un cincuenta por ciento de todos los brotes de norovirus están relacionados con trabajadores enfermos de servicios de alimentos”, indica el informe.

El virus se propaga por vía fecal-oral, pero virus similares pueden vivir en las superficies hasta durante cuatro semanas.

El cloro mata al norovirus. “En este brote, el uso de productos basados en amonio cuaternario para lavar los paños de limpieza habría sido ineficiente para desinfectar el restaurante”, afirma el reporte.

Los consejos de las autoridades
Después del brote, funcionarios de Michigan emitieron nuevas recomendaciones de sanidad, muchas de ellas orientadas al lugar donde se producjo el incidente. Primero, pidieron que toda la comida y los artículos expuestos, como servilletas de papel, contenedores para llevar el alimento a domicilio y pajillas para beber sean desechados.

“Todas las superficies dentro de al menos 25 pies (ocho metros) de radio del lugar del vómito deberán ser desinfectados con una solución de cloro”, agrega el reporte.

Además, las autoridades pidieron a los empleados enfermos quedarse en casa por al menos tres días después de que comiencen a mejorar los síntomas, y que no se les permita manejar elementos de cocina o comida lista para servir durante al menos otros tres días.

Los restaurantes también deberían considerar cerrar durante un tiempo después de que alguien vomite. También los baños deberán permanecer cerrados hasta que puedan ser limpiados con cloro.

This entry was posted in Escatológicas, Gastronómicas, Medicina. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s