FISICOCULTURISTA MURIO POR MORFAR 20 PLATOS DE COMIDA EN UN TENEDOR LIBRE

Ocurrió cuando el hombre, un profesor de educación física, viajó a Bariloche para participar de un certamen. Tras el atracón en un “tenedor libre”, se inyectó insulina

Un fisicoculturista murió producto de la enorme indigestión que sufrió al comer más de 20 platos diferentes en un restaurante de esta ciudad e inyectarse insulina, tras un certamen de su especialidad realizado en Bariloche.

El joven, de 30 años, fue identificado como Diego Zilli, quien era profesor de educación física de una escuela rural de la ciudad rionegrina de Cipolletti, y había llegado a Bariloche el fin de semana pasado para competir en un certamen de Gran Prix.

Ayer a la madrugada, Zilli ingresó al Hospital Zonal Ramón Carrillo con un cuadro de “coma hipoglucémico”, según confirmaron desde el centro de salud, y falleció minutos después de haber ingresado a la sala de terapia intensiva.

El director del hospital, Felipe de Rozas, señaló hoy que el fisicoculturista llegó con un cuadro leve pero inmediatamente sufrió una descompensación producto de una “comida copiosa y posterior inyección de insulina, que se había aplicado sin ser diabético”.

El docente llegó a este estado luego de ingerir cerca de 20 platos de comida y 14 variedades de postre en un restaurante “tenedor libre” de la ciudad.

El “atracón” le ocasionó vómitos minutos más tarde, que en parte fueron aspirados y le llegaron a los pulmones, lo que derivó en la gravedad del cuadro.

El propio titular del hospital señaló como una “práctica habitual” en la actividad la ingesta de medicamentos no recetados como en este caso la insulina, sumado a la comida en abundancia.

La insulina es utilizada para aumentar la masa muscular y su uso es considerado fuera de lo “normal”.

Desde la organización del evento de fisicoculturismo apuntaron a una “negligencia” del profesor, mientras que la trágica muerte ocasionó una gran polémica en otros ámbitos de la sociedad.

Al parecer es cotidiano en el fisicoculturismo que en la etapa previa a las competencias los deportistas dejen de lado las comidas como pastas, pan, verduras y carnes, por lo que sólo se mantienen complejos de proteínas y baja la ingesta de líquidos.

En este deporte, el año anterior una mujer jujeña sufrió un paro cardiorrespiratorio, ocasionado por el uso de diuréticos y efedrina, antes de competir en el campeonato Sudamericano de Fitness y Fisicoculturismo que se desarrolló en Zárate, provincia de Buenos Aires.

This entry was posted in Cadáveres, Deportes, Medicina, Ridículas. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s