El pedido indecente de un ginecólogo a una paciente

La Audiencia de Barcelona condenó a un profesional a pagar 200 euros por humillar a una mujer a la cual le recomendó una práctica poco ortodoxa para curar su vaginitis. La humillación que soportó la demandante

Un ginecólogo de Montcada i Reixac debe pagar esa suma de dinero por los daños morales que le produjo a una paciente a la que le recomendó que se introdujera una berenjena en la vagina.

Enric Ripoll había sido absuelto por un juzgado de Sabadell, Barcelona, pero la damnificada presentó un amparo que fue estimado por la sección tercera de la Audiencia.

El hecho ocurrió el 9 de abril de 2003 cuando el profesional mantuvo una consulta médica con la demandante en el centro de atención primaria de Montcada i Reixac.

La paciente padecía vaginitis, por lo que la exploración médica en la zona íntima resultó imposible debido a que los músculos de la cavidad estaban contraídos en exceso.

Como Ripoll no pudo revisar su vagina, le recomendó que se introdujera una berenjena y regresara después.

Según sus dichos, el ginecólogo pretendía “relajar” a la mujer ya que la berenjena puede utilizarse para el tratamiento de la vaginitis si se lo considera un sustituto del consolador, argumentó el profesional según publica hoy el diario español El Mundo.

Según el dictamen de la Audiencia de Barcelona, la “recomendación” del médico, lejos de tener contenidos terapéuticos, fue “inequívocamente ofensiva y vejatoria”, ya que era una relación profesional y no de amistad.

This entry was posted in Judiciales, Medicina, Sexo. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s