Sigue la oleada de profesionales truchos en la política Argentina … Ahora la ¿DRA? Krishtina

Parece que los argentinos estan condenados a que los caguen, ahora la moda es de profesionales truchos que se insertan en la politica Argentina .. repasemos algunos casos.

Primero salio el “Licenciado” Telerman


El Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, mejor llamado Intendente a mi gusto, Jorge Telerman se autotituló Licenciado, sin serlo. Encima le encajaron una denuncia por usurpación de títulos y honores.

El Código Penal establece como delito una usurpación de este tipo, por lo que, de probarse, el Intendente Telerman sería un delincuente (delincuente es aquel que delinque, o sea, que comete un delito).

Lo llamativo del caso es que parece que Telerman ha firmado con el “Lic.” antes del “Jorge Telerman” en innumerables decretos y otros documentos oficiales pero no ahora, sino desde hace mucho, de antes de ser Intendente, de cuando era Vice Intendente o incluso antes, salvo que lo sacaron a flote en medio de la campaña electoral.

Quizás el “Lic” que aparece delante del “Jorge Telerman” en el sello del Intendente sea interpretado como “Licántropo Jorge Telerman” o “Licuadora Jorge Télerman”, o mejor, “Licencioso Jorge Telerman” o el “Liciado Telerman”, y se acabó el tema.

Lo mas grave es que Telerman le dijo a un diario que él no es licenciado, sin embargo siguió firmando de esa manera y permitiendo que lo llamen así.

Ahora continuamos con el “Ingeniero” Blumberg

Este caso es menos grave porque no estaba desempeñándose como funcionario público, aunque pretendía serlo postulándose para Gobernador de Buenos Aires y buscando aliados en la “derecha” bonaerense.

El empresario Juan Carlos Blumberg quedó al descubierto en el uso de un título que no le corresponde.

Juan Carlso Blumberg decía “Pienso como ingeniero, hay que analizar todo. No soy un improvisado y no estoy acostumbrado a los fracasos”.

Nada le impide “pensar” como tal, pero no tiene nada de pensamiento ingenieril hacer ostentación de un grado que no se tiene.

Soy ingeniero textil, recibido en la Universidad de Röttingen, en Alemania”, Röttingen es un pueblito de apenas 1700 habitantes en Baviera donde no existe una casa de estudios, en Reutlingen, sí hay universidad, pero el padre del joven asesinado en el 2004 no pasó por esas aulas.

Periódicos argentinos consultaron con esa casa de estudios y le respondieron que “no hay ningún estudiante/egresado con el nombre de Juan Carlos Blumberg de la entonces Escuela de Ingeniería”.

En la página web de la “Fundación Axel Blumberg. Por la vida de nuestros hijos” y en sus tarjetas firmaba “Ingeniero Juan Carlos Blumberg, presidente” y en su Curriculum vitae ponía “empresario e ingeniero textil que ha desarrollado su vida en la construcción de fábricas textiles”.

Sin embargo Blumberg admitió que no es ingeniero y pidió disculpas a la gente asegurando que en la fábrica lo llamaban siempre de esa manera “y uno se acostumbró”.
“Yo no soy ingeniero. Le pido disculpas a la gente. Es un error mío, sólo mío, no haberlo aclarado antes”, Blumberg dijo estar “arrepentido” por el hecho, aunque aclaró que “jamás quise ponerme un título honorífico” y que no quiso “engañar” a la sociedad.

“O sea, toda la vida he estado en temas de ingeniería, qué sé yo…, desde los 22 años. Como director de fábrica siempre me decían ”ingeniero, ingeniero” y uno se acostumbró a que le digan así”, comentó.

“Por supuesto que me arrepiento. Me equivoqué en no aclararlo. Nunca en mi vida oculté nada y no tengo nada que ocultar”, enfatizó.

“Yo estudié en Alemania y en otros lugares, pero no tengo el título de ingeniero. He hecho muchas fábricas en Perú, en Colombia, en Brasil y en Argentina”, apuntó.

Enfatizó que “mi intención no fue arrogarme ningún título. Toda la vida a mí me llamaron así. Entraban los porteros y me decían ”inyenieri, inyenieri“. Uno les decía que no era, pero me lo decían honoríficamente. No sé por qué. Me equivoqué y pido disculpas a la ciudadanía”.

Ahora seguimos con un caso mas reciente el de Pablo Tschirsch.

El actual vicegobernador de Misiones, admitió públicamente que no es “profesor”, título que utilizó para firmar decretos y resoluciones, desatando otra polémica.

Pablo Tschirsch, actual vicegobernador de Misiones y aspirante a la gobernación por el espacio político que conduce el actual mandatario, Carlos Rovira, confesó que utilizó un título que no posee.

El caso salió a la luz hace poco más de una semana y Tschirsch y otros referentes locales denunciaron la presunta instrumentación de una “campaña sucia”.

Desde la oposición, la mayoría de los postulantes para los comicios del 28 de octubre arremetieron contra el vicegobernador, a quien reclamaron explicaciones acerca de la veracidad del título que ostentaba.

En ese marco, el ex gobernador, ex senador nacional y presidente por una horas, Ramón Puerta, comparó a Tschirsch con Juan Carlos Blumberg, quien se presentaba como “ingeniero”, pero debió admitir que no tenía ese título.

Además recordó que durante su gestión como gobernador “no pudimos nombrarlo al frente del Consejo General de Educación porque no tenía título de profesor”.

En tanto, los ex compañeros de ruta del vicegobernador del oficialista Frente Renovador ratificaron que Tschirsch “firmó decretos y resoluciones como profesor”, precediendo a su nombre, apellido y cargo.

Al defenderse, Tschirsch dijo que “la palabra profesor significa enseñar y el título de profesor me fue habilitado por el Instituto Teológico Bautista Misiones donde he ejercido como profesor durante más de 20 años”.

Sin embargo, cuando se le señaló que ese Instituto no tenía reconocimiento formal de la cartera de Educación provincial, el vicegobernador y candidato respondió: “No necesito un título habilitante colgado de la pared”, ya que “la prestigiosa Universidad de San Andrés me ha aceptado, he cursado la maestría en gestión y estoy a punto de dar mi tesis”.

“Ese es un título mucho mayor que el de profesor o licenciado”, sostuvo durante una entrevista con medios locales. Asimismo, negó haber usufructuado el título de “licenciado”, aunque admitió que “mucha gente en los actos me llamó así y yo no podía ir a aclarar que no era licenciado. Jamás usufructué un título que no tengo”, afirmó.

Por su lado, el intendente de Posadas y también candidato a gobernador, Jorge Brignole, se sumó a la discusión al señalar que “ahora hasta se discute la validez o no de los decretos firmados por el vicegobernador Pablo Tschirsch como profesor, no siendo profesor”.

El alcalde posadeño puntualizó que a su entender “es un caso más grave que el de Blumberg, que sólo había puesto el título de ingeniero en sus tarjetas de presentación o en una página web, pero el vicegobernador ha firmado decretos que tienen casi fuerza de ley con un título que no tiene”.

Y por último fuentes nacionalistas argentinas, aseguran que Cristina Fernández de Kirchner tampoco sería abogada.

Incluso en el sitio web oficial de la Primera Dama, en ningún lado dice que es abogada, en la biografía oficial de la candidata presidencial, dice claramente que que 1974 cursó sus estudios de abogacía en la Universidad Nacional de La Plata, donde conoció a Néstor Kirchner, compañero de estudios y militancia, pero en ningún lugar afirma que se haya graduado de abogada.

Por otra parte, si uno ingresa a la página del senado podrá ver que todos los senadores y senadoras que son abogados/as tienen el año en el cual se recibieron publicado en su CV. Pero hay una excepción : la Senadora Nacional Cristina Fernández de Kirchner que dice haberse recibido en la Facultad de Derecho de la Universidad de la Plata.

En los libros sobre Néstor Carlos Kirchner se señala que el Presidente se recibió en el año 1976 y luego retornó a su provincia natal, Santa Cruz.

Cuando los Kirchner acumulaban fortunas en el Sur haciendo usura, no pensarán que se hicieron ricos con industrias o sus sueldos de funcionarios públicos, Néstor ejecutaba inmuebles por incumplimiento de la 1050, y Cristina Fernández ejecutaba embargos, para lo cual no hace falta ser abogado.

Estas fuentes nacionalistas intentaron infructuosamente pedir copia del título de abogada de la primera dama hace tres meses y se les respondió que el expediente fue pedido por Presidencia en junio de 2004.

Informantes de Santa Cruz, que refiere al hecho de que Cristina no firmaba los escritos como abogada, por lo menos se avivaba en eso no como Telerman, incluso es posible incluso que se haya recibido después de 1983, momento en que Franja Morada controlaba la Universidad y el Decanato y momento en que los estudiantes se graduaban en un año o, simplemente, se regalaban los títulos.

Todos se preguntan en qué año se recibió en Derecho en La Plata la señora Cristina Fernández. En modo alguno parece que carece del título, sería correcto que ella haga conocer en qué día, mes y año se recibió, o en su defecto el Rector de dicha Universidad, ya que es mas que seguro que es la próxima presidente de los argentinos, o no?.

Y por último la frutilla al postre, ¿Lambetain era Licenciado o Profesor?

This entry was posted in Política. Bookmark the permalink.

One Response to Sigue la oleada de profesionales truchos en la política Argentina … Ahora la ¿DRA? Krishtina

  1. Anonymous says:

    Esta todo bien, pero no escriban sobre lo que no están seguros. Respecto de la presidenta, usan el potencial. Sean más responsables y no ensucien a la gente gratuitamente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s