Increíble: explotó un celular

Un matrimonio despertó abruptamente cuando su teléfono móvil, que habían dejado en la mesa de luz, estalló sin motivo aparente. El inexplicable hecho ocurrió en España y sus dueños quieren presentar una demanda a la empresa
El dueño del celular se llama Rafael Romero, un sevillano que vive en la localidad aljarafeña de Gelves. El hombre había comprado un Nokia N-91 hace un año, pero el artefacto no le duró mucho tiempo, ya que misteriosamente el teléfono estalló anoche. Según relató al diario 20minutos.es, había dejado el celular en la mesa de luz y a las 3:30 despertó producto del ruido. “El olor era insoportable y asfixiante”, comentó. Un humo, de color azul verdoso llenó la habitación del matrimonio, que despertó con el ruido, “como el de un petardo”, que hizo saltar la tapa del teléfono. A pesar del “susto”, consiguieron apagar el fuego que se originó sobre la mesita de luz de su mujer. Después, abrieron la ventana, buscaron un ventilador y lo pusieron en marcha para limpiar la habitación. Retiraron la cama de su sitio, para evitar que el fuego la afectase y despertaron a su hija, de tres años.“Si compro un producto y es defectuoso, deberían informarme, para eso tienen el servicio de información a todos los clientes”, se quejó Romero y anunció que ahora tiene pensado emprender los pasos que sean necesarios para que “esto no se vuelva a repetir”.La empresa explica que, “en muy raras ocasiones”, las baterías de marca Nokia sujetas a la recomendación podrían potencialmente experimentar un recalentamiento provocado por un corto circuito durante el proceso de carga, que causa un desplazamiento de las mismas. Nokia cuenta con varios proveedores de baterías BL-5C, que han producido en conjunto más de 300 millones de baterías BL-5C. Su recomendación de agosto se aplica únicamente a los 46 millones de baterías fabricadas por Matsushita, de las cuales “se han conocido aproximadamente 100 incidentes de recalentamiento en todo el mundo”, que no han reportado lesiones ni daños serios a la propiedad. Todos los incidentes ocurrieron mientras se cargaba la batería.
This entry was posted in Tecnología. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s