15 AÑOS DE PRISION POR MATAR A OBRERO DE EDESUR QUE FUE A CORTARLE LA LUZ!!!

¡Aleluya, se hizo la luz! Finalmente la Justicia condenó ayer a un hombre a 15 años de prisión por matar a tiros a un operario de una contratista de Edesur y herir a cuchilladas al compañero de la víctima, porque le cortaban la luz por falta de pago, en un hecho ocurrido en 2004 en el partido bonaerense de Lanús.

Se trata de Omar Mazzella, alias “El Gitano”, a quien el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de Lomas de Zamora también halló culpable de intentar asesinar de un balazo a un joven que miraba un “picado” de fútbol, en un episodio ocurrido en enero de 2003 en Burzaco.
Si bien el tribunal consideró que en el homicidio del operario baleado el ahora condenado se excedió en su legítima defensa, resaltó como agravantes que atacó a sus víctimas por la espalda, que cometió los delitos con un arma de fuego y en compañía de un menor de 18 años, y el mal concepto que sus vecinos tenían de él.
Los jueces Daniel Obligado, Gabriel Vandenberg y Claudio Fernández, condenaron a Mazzella por el “homicidio simple en grado de tentativa” del joven Matías Corsinte, por las “lesiones leves” del operario Gastón García y por el “homicidio simple cometido con exceso en legítima defensa” del otro trabajador, Arnaldo Carballo.
En el mismo fallo unánime, el tribunal absolvió al “Gitano” del delito de “portación ilegal de arma de guerra” respecto del revólver marca Smith & Wesson calibre 38 largo utilizado para atacar a Carballo y Corsinte.
Luego de conocerse la sentencia, la fiscal de juicio Stella Maris Tato opinó que se trató de una condena “fundada, justa y razonable”, a pesar de que en su alegato había pedido una pena de 20 años y que el hecho contra García se considerara como “una tentativa de homicidio” y no “lesiones leves”.
Al fijar el monto de la pena, los jueces consideraron tres agravantes: “la utilización de un arma de fuego, la forma de acometimiento de las víctimas (por la espalda), la comisión en compañía de un menor de 18 años (el hijo de Mazzella tenía 15) y el mal concepto vecinal”, precisó una fuente judicial.
El mismo vocero consultado indicó que el tribunal también tuvo en cuenta “la pésima impresión que causara el imputado en el debate cuando calificó a las víctimas de ‘negros'”.
El primero de los hechos ventilados en el juicio ocurrió el 20 de julio de 2004 en la calle Donovan al 200 de Lanús, al sur del conurbano, a donde fueron enviados Carballo, de 33 años, y García, de 28, para realizar un corte de luz en una casa por una deuda en el servicio.
Los obreros se dirigieron a la vivienda de Donovan 232 para efectuar el corte de la energía, y allí fueron interceptados por Mazzella y su hijo, que pretendieron evitar el corte y comenzaron a insultar a los trabajadores, tras lo cual tomaron un arma y comenzaron los disparos fatales.

This entry was posted in Empresas, Policiales. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s