Le diagnostican una mortal enfermedad, se gasta todo, pero era mentira


Un hombre sólo se quedó con el traje en el que quería ser enterrado porque le diagnosticaron 6 meses de vida. Se trató de un error del hospital y ahora está en bancarrota y con buena salud

Cuando se le diagnosticó la fatal enfermedad, John Brandrick decidió que tenía que aprovechar lo que le quedara de vida de la mejor manera posible. No siguió trabajando, dejó de pagar la hipoteca y se dedicó al buen vivir con su compañera, gastándose una fortuna en restaurantes y hoteles.

Sin embargo, un año después, los síntomas comenzaron a remitir y el hospital llegó al a conclusión de que Brandrick no padecía realmente un cáncer terminal sino una simple pancreatitis, perfectamente curable.

“Me deshice de todo, de mi coche, de mi ropa, sólo me quedé con un traje, una camisa y la corbata en la que deseaba que me enterrasen. No necesitaba más ropa porque sólo me daban seis meses de vida”, explicó, con todos los preparativos del funeral listos.

Incluso su compañera recibió ayuda psicológica para hacer frente a su nueva vida sin pareja. Brandrick, que va a verse obligado a vender su casa, reclama ahora al hospital, perteneciente a la Seguridad Social inglesa, que le indemnice por el falso diagnóstico.

Los responsables del centro niegan que se tratase de un caso de negligencia y explican que el diagnóstico de cáncer pancreático se basó tanto en los síntomas como en las pruebas que se le hicieron al enfermo.

This entry was posted in Medicina. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s