CHINO SE SUICIDA PORQUE EL IDOLO DE SU HIJA "LE COLTO EL LOSTLO"


El padre de una joven asiática que se pasó toda su vida persiguiendo a su ídolo se suicidó arrojándose al mar porque éste “la trató como a una fan más”.

Yang Lijuan tiene 28 años, es fanática del cantante Andy Lau y, desde ayer, no tiene papá luego de que éste tomara la trágica decisión de tirarse al mar, agobiado por la insatisfacción que le generó que el artista no tratara a su hija como era debido luego de buscarlo durante 13 años, en un esfuerzo que lo llevó a endeudarse.
El padre de Yang –que amenazó con vender sus riñones con tal de satisfacer el deseo de su hija- dejó una carta de doce páginas en la que explica cómo “no podía soportar más la angustia de su hija”, y que su suicidio era “una forma de protesta contra Andy Lau” para presionarlo a volver a ver a su hija, de lo contrario, aseguraba, “no podré cerrar nunca mis ojos”.
Yang Lijuan, de 28 años y nacida en la provincia septentrional de Gansu (una de las más pobres de China), empezó a sentir una auténtica obsesión por Lau a los 15 años, cuando dejó sus estudios y empezó a coleccionar fotografías y noticias de su ídolo.
La joven Yang se recluyó en su sueño y descartó amistades y amoríos, por lo que los padres intentaron convencer a su única hija de que olvidara su obsesión y regresara a los estudios, pero reaccionó de forma muy conflictiva y, entonces, el padre decidió apoyarla.
Andy Lau es uno de los actores y cantantes que mayor pasión provoca entre las jóvenes asiáticas aunque esto no parece conmoverlo dado que, sus representantes señalaron que el actor “ya cumplió el deseo de la joven el pasado domingo”.
La vida de los tres miembros de esta familia dependía de la pensión de jubilación del padre, de apenas unos cientos de yenes al mes, pero en estos últimos trece años Yang ha dedicado más de 100 mil yenes (13 mil dólares) en complacer la obsesión de su hija.
El hombre llegó a plantearse vender sus riñones con el objetivo de que la joven viajara a Hong Kong para reunirse con su ídolo e, incluso, tuvo que endeudarse con familiares, vender su casa y hasta llegó a plantearse vender sus riñones.
De hecho, la familia completa viajó dos veces a Hong Kong y otras dos a Pekín para que la joven pudiera hablar con el actor, sin éxito.
Sin embargo, la quinta fue la vencida y el domingo pasado la joven fan y su ídolo pudieron conocerse brevemente y fotografiarse en el Club de Fans del actor en Hong Kong después de que el padre se contactara previamente con este grupo de seguidores para ayudarlo a que su hija cumpliera su sueño.
Sin embargo, en la madrugada del lunes el padre de Yang se suicidó porque dijo sentirse insatisfecho por la brevedad del encuentro entre su hija y Lau.
En cuanto supieron que el padre se había suicidado, los agentes contactaron con la viuda y la hija, las consolaron y les recomendaron que regresaran a su provincia natal para empezar una nueva vida.
(Fuente : Diario Crónica)

This entry was posted in Policiales. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s